Alimentos probióticos: todo lo que debes saber

¿Qué son los alimentos probióticos?

Por si aún no lo tienes claro, los probióticos son una combinación de bacterias y/o levaduras beneficiosas vivas, que viven en nuestro intestino y que, también, podemos incorporar de forma natural en nuestro organismo.

Podrás pensar que las bacterias suelen verse de modo negativo, pero, debes saber que existen bacterias tanto buenas como malas.

Alimentos probióticos: todo lo que debes saber

Los probióticos están formados por bacterias beneficiosas que ayudan a mantener el cuerpo sano y funcionando bien. Es más, estas bacterias ayudan a la lucha contra las bacterias malas cuando tu organismo tiene exceso de ellas, ayudándote así a sentirte mejor.

Por otro lado, los alimentos probióticos naturales, aportan una amplia gama de beneficios al organismo, entre los cuales destaca; el fortalecimiento del sistema inmune, el equilibrio de la flora intestinal, el estímulo a la producción de vitaminas, apoyo a la digestión y a la absorción de nutrientes.

Importancia de los probióticos para el organismo

Beneficios de los probióticos:

  • Estabilizan la flora intestinal.
  • Ayudan a combatir los síntomas de la enfermedad de Crohn y el colon irritable.
  • Combatir enfermedades como cáncer, candidiasis, hemorroides e infección urinaria.
  • Estimulan las defensas del organismo.
  • Mejoran la digestión y combaten la acidez.
  • Contribuyen a evitar el estreñimiento.
  • Aumentan la absorción de nutrientes
  • Reducen el tiempo y los síntomas de alergia alimentaria.
  • Fortalecen el sistema inmunológico.
  • Impiden la proliferación de bacterias malas en el intestino.
  • Disminuyen los síntomas posteriores al consumo de lactosa (diarrea, dolor abdominal, etc).
  • Reducen la diarrea por antibióticos y la diarrea del viajero, provocada por comer alimentos contaminados.
  • Previenen problemas como obesidad, colesterol alto o hipertensión.
  • Permiten reducir la dermatitis atópica en lactantes alérgicos.
  • El equilibrio de la flora intestinal hace que disminuya la probabilidad de enfermedades como la depresión y la ansiedad.

Funciones de los alimentos probióticos naturales

  • Colaboran en la formación de nutrientes esenciales como las vitaminas, los enzimas y los ácidos grasos.
  • Favorecen a la absorción del calcio, hierro y magnesio.
  • Permite reducir la dermatitis atópica en aquellos lactantes alérgicos.
  • Desplazan a los microorganismos nocivos para la salud y evitan su proliferación.
  • Estimulan la formación de ácido láctico.
  • Reducen la diarrea por antibióticos, que alteran el equilibrio de la flora intestinal.

¿Qué alimentos son probióticos?

Existen diferentes tipos de alimentos que también son probióticos. A continuación, detallamos algunos de ellos:

  • Yogur natural

    • La principal y fuente más fácil de probióticos, uno de los productos más demandados en todo el mundo.
  • Kombucha

    • Como ya bien sabemos, una bebida fermentada elaborada a partir de té fermentado por el microorganismo Scoby.
  • Kéfir

    • Producto fermentado con levadura y bacterias, bastante parecido al yogur, pero con una cantidad más elevada de probióticos.
  • Queso crudo

    • Se considera queso crudo el que está fabricado con leche cruda, es decir, no pasteurizada. Como por ejemplo el queso de cabra.
  • Chucrut

    • Este alimento se obtiene a través de la fermentación de la col blanca o el repollo. Para que sea rico en probióticos, es importante que no haya sido pasteurizado.
  • Miso

    • Pasta elaborada a partir de la fermentación de soja, sal y koji.
  • Kimchi

    • Este producto se obtiene a partir de la fermentación de vegetales, principalmente de la col.
  • Aceitunas y pepinillos

    • Estos alimentos contienen bacterias vivas tras el proceso de fermentación de estos vegetales.

Los probióticos en mi dieta

Llevar una dieta probiótica incluye de forma regular el consumo de microorganismos vivos que tienen efectos beneficiosos para tu sistema digestivo y tu salud.

Una dieta que es rica en probióticos puede ayudarte en situaciones en las que prevés que tu microbiota va a someterse a una agresión, o ya la has sufrido y buscas una recuperación.

Es por eso que, que tener una microbiota saludable, garantiza que tengamos más energía, un sistema inmune fuerte y una buena calidad de vida.

Llevar a cabo una dieta probiótica es sencillo, ya que puedes incluir alimentos probióticos en cualquiera de tus comidas, desde el desayuno hasta la cena.

Como hemos dicho anteriormente, esta dieta la puedes realizar de manera preventiva para fortalecer tu flora intestinal o en el caso de que la flora se haya visto dañada como en el caso de después de la toma de antibióticos.

Esta dieta también puede ayudarte en caso de que vayas a realizar un viaje en países exóticos, donde tienes más probabilidades de poder padecer “la diarrea del viajero”, debido al consumo de alimentos contaminados.

Puedes empezar una dieta probiótica en cualquier momento, sin necesidad de esperar a padecer alguna molestia intestinal.

La Kombucha como alimento probiótico

Si, como bien hemos dicho, la Kombucha es uno de los probióticos naturales que deberías incluir en tu dieta. Además de estar muy buena y de mezclarse con muchos sabores naturales, es rica, saludable y aporta beneficios digestivos, así como energéticos y saciantes.

Puedes tomar kombucha a cualquier hora del día, cuando tú quieras. Pero hay momentos en qué además te revitalizará y te ayudará a tener un día pleno.

Y en concreto, te recomendamos nuestra Vitae Kombucha, una de las mejores kombuchas en el mercado español, además de sus beneficios que te ayudaran a volver a la rutina y que estamos seguros que te encantará.