Ingredientes:

  • ¼ de coliflor
  • 31 zanahorias
  • 2 chirivías
  • 200 gr de champiñones
  • 1 CS de curry en polvo
  • 2 CS de aceite de sésamo
  • Sal rosa del Himalaya
  • Pimienta negra
  • Rúcula y escarola

Aliño:

  • 1 CS de mostaza
  • 1 CS de tahini
  • 2 CS de tamari
  • 4 CS de Vitae Kombucha Ginger

Acabados:

  • ½ taza semillas de calabaza
  • ½ taza semillas de girasol
  • 2 CS de semillas de sésamo.
  • 2 higos cortados en cuartos.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 185º.
  2. Trocea la coliflor con las manos en arbolitos medianos. Coloca en un bol grande.
  3. Pela las zanahorias y las chirivías y córtalas en nishime.
  4. Corta los champis por la mitad o en cuartos según tamaño.
  5. Mezcla con las manos  en el bol grande con la coliflor las demás verduras troceadas.
  6. Añade el curry y el aceite de sésamo al bol. Condimenta con el molinillo de sal y pimienta,  al gusto.  Mezcla todo bien con las manos
  7. Hornea durante 10’ y remueve las verduras. Vuelve a hornear otros 10’ minutos.
  8. Prepara el aliño en un bol pequeño:  emulsionando la mostaza con el tahini más el tamari y la kombucha de jengibre. Reserva
  9. Lava y escurre las semillas por separado. Prepara un plato con papel de cocina para colocar las semillas una vez tostadas. Calienta una sartén durante unos segundos y tuesta las semillas por separado.
  10. Condimenta las semillas de calabaza y girasol en caliente con unas gotas de tamari. Reserva en un bol pequeño
  11. Coloca un lecho de escarola y rúcula sobre un plato y sirve las verduras asadas y los cuartos de higos por encima. Aliña y termina con un hilo de aceite y las semillas tostadas.