¿Sabéis el dicho de que “hay tantas opiniones como cabezas”? Pues en el caso de la kombucha pasa un poco lo mismo: hay tantas kombuchas como fermentaciones. Y aunque hay muchas maneras de hacer kombucha, no todas siguen el mismo esquema ni ofrecen las mismas cualidades ni propiedades.

Entonces, ¿cómo se hace una buena kombucha? O incluso, ¿cómo sabemos si estamos tomando una kombucha con las propiedades más saludables?

Actualmente, no hay ninguna regulación que diga cómo se hace kombucha, pero algunas asociaciones ya se están moviendo para indicar algunos estándares. Por ejemplo, hace un tiempo la asociación americana Kombucha Brewers International propuso una guía práctica de cómo debería hacerse la kombucha y sentó algunas bases para análisis.

 

Así, con la guía bajo el brazo es más fácil distinguir entre lo que es kombucha y lo que no llega a serlo y se queda en “bebida probiótica”. Se resume en una única cosa: para la elaboración de la kombucha tiene que haber fermentación con SCOBY. Y en este sentido, KBI establece cómo debe elaborarse kombucha (con SCOBY) pero no con qué ingredientes. Por eso, hay muchos tipos de kombuchas distintas.

 

NO SCOBY, NO PARTY!

scoby kombucha elaboracion

A estas alturas ya sabes que el SCOBY es una colonia de bacterias y levaduras totalmente necesaria para elaborar el té kombucha. No SCOBY, no party!

Dentro del té, las bacterias crean ácidos orgánicos. De hecho, convierten el té en ácidos orgánicos. Y las levaduras, por su parte, fermentan. Sin ellas no habría fermentación. La simbiosis entre ambos, la convivencia entre bacterias y levaduras, es lo que consigue crear kombucha. ¡Es pura magia!

En VITAE Kombucha siempre usamos el método tradicional para elaborar nuestra kombucha, lo que significa que usamos SCOBY y un tiempo de fermentación de 15-20 días. ¡Te presentamos a nuestro SCOBY, mira qué grande y guapo es!

Es importante entender que algunas bebidas son muy ricas en probióticos (bacterias) pero NO son kombucha. La kombucha, además de probióticos, contiene vitaminas, ácidos orgánicos y enzimas y, por eso, es muy saludable para tu organismo.

 

 

 

 

SOBRE LA CALIDAD DE LOS INGREDIENTES

Una vez hecha la fermentación, lo que determina si una kombucha es más buena o no es la calidad de los ingredientes que usamos para elaborarla.

Para nosotros, en VITAE Kombucha es esencial que la calidad de los ingredientes sea óptima. En VITAE utilizamos sólo ingredientes ecológicos y naturales. No añadimos aromas ni saborizantes artificiales, asegurando así que la bebida resultante es súper saludable, natural y está muy rica.

Toma nota, así cuidamos la calidad de los ingredientes de nuestra riquísima VITAE Kombucha:

 

AZÚCAR (PARA ELLAS)

La kombucha es baja en azúcar, pero es un ingrediente esencial para hacer kombucha. Pero, no te preocupes, el azúcar no es para ti, ¡sino para las levaduras! Es en realidad su alimento 🙂  Por eso, el azúcar es muy necesario en la elaboración y nosotros lo usamos siempre de comercio justo. El resultado es una bebida saludable baja en azúcar.

 

BURBUJAS NATURALES Y AGUA MINERAL VOLCÁNICA

En VITAE kombucha usamos siempre agua mineral de origen volcánico, concretamente el agua de Sant Aniol.

Lo que quizás te sorprenda es que no añadimos burbujas de forma artificial, es decir, no intervenimos inyectando CO2. ¿Cómo lo hacemos? Durante la fermentación, uno de los ácidos que se crean es el carbónico y es lo que hace que en tu boca notes burbujas. Son burbujas naturales resultantes del propio proceso de fermentación tradicional.

 

BUEN CUIDADO DEL SCOBY, CON MASAJE INCLUIDO

Algo esencial para que la calidad de la kombucha sea excelente es tener un buen cuidado del SCOBY. Lo bien que alimentes esa colonia de bacterias y levaduras hará que la calidad sea mejor. Por ejemplo, es importante utilizar siempre los mismos ingredientes (el mismo té, el mismo agua, el mismo azúcar como alimento…).

También juegan un papel importantísimo en el cuidado: el hecho de tener una temperatura constante, mantener utensilios y espacio de fermentación limpios y dar un masaje al SCOBY debajo del agua. ¿A quién no le gusta un buen masaje? ¡Al fin y al cabo, es una materia viva a la que el contacto le va bien!

 

SABOR NATURAL

En VITAE Kombucha, el sabor también resulta de un proceso natural. No añadimos ni aromas ni saborizantes artificiales, sino que maceramos frutas, hierbas y raíces para obtener un sabor auténtico y natural.

Esto claramente hace que nuestro proceso sea más lento y necesitemos más espacio de fermentación, pero el resultado es completamente natural y riquísimo. Haz tu pedido de VITAE kombucha – Pack “Tú mismo” y recibirás en casa todos los sabores VITAE kombucha para que pruebes este sabor tan natural.

 

DENTRO DE VITAE, HAY KOMBUCHA AL 100%

En VITAE Kombucha damos el 100%. No usamos concentrado. Todo lo que bebes, es kombucha. O lo que es lo mismo: todo lo que elaboramos en nuestros tanques es kombucha. Todo ha sido fermentado en los tanques y rellenado en las botellas directamente.

 

CADA KOMBUCHA ES ÚNICA

No estandarizamos, no estabilizamos. Cada Kombucha que elaboramos es única e irrepetible. Queremos un proceso de fermentación totalmente natural, sin estandarizar el resultado. Así, dejamos que la naturaleza de la fermentación sea la protagonista y la verdadera madre de cada kombucha.

Aunque utilizamos los mismos ingredientes y el mismo proceso, cada fermentación es distinta y cada resultado final puede variar un poco del anterior (la maceración para el sabor, la fermentación en sí, el agua mineral volcánica…).

Por eso, cuando abras una nueva VITAE kombucha, saboréala como si fuera la primera vez ¡porque es única!

 

HAZ TU PEDIDO ONLINE